LA AUTOESTIMA Y OTRAS COSAS QUE NOS HAN ARREBATADO.

Desde pequeñitos nos enseñan a tener una estima de nosotros mismos muy mediocre. Pocos niños crecen bajo la mirada de un padre que les anima a cumplir sus sueños y deseos y les recuerdan cuan importantes son en el universo, les dicen que se amen por encima de todo y que son bellos tal y como son.
 
Crecemos siendo nutridos por canales de comunicación que distorsionan la realidad y nos muestran un modelo de vida y unos cánones de belleza irreales, superficiales, carentes de verdad y de amor.
 
Nos dicen que tenemos que ser alguien en la vida, pero la realidad es que ya somos alguien desde el momento en que nacemos. ¿No?
 
Nos embelesan haciéndonos creer que tener un buen coche, casa y familia nos hará felices, pero nadie nos anima a conocer nuestro mundo interior para saber porque reflejamos ese mundo exterior, para potenciar nuestros dones y virtudes, compartirlos al mundo y vivir de ellos.
 
Nos bombardean con productos para estar siempre de punta en blanco y listo para conquistar a los de afuera, pero ni si quiera con todo ese chapapote que algunas mujeres se echan en la cara son capaces de amarse a sí mismas. Estamos carentes de amor propio, estamos carentes de compasión hacia nosotras mismas, queriendo ser lo que no somos, rechazando lo que la vida nos ha concedido con todo su amor.
 
Carentes de amor, buscamos alguien que nos ame, una ecuación difícil de resolver. Incapaces de mirarnos al espejo, de aceptar nuestra celulitis, nuestra barriga, nuestras entradas y “defectos”. Dirigidas en la mayoría de los casos por nuestras carencias y miedos, tan solo podemos atraer personas que nos reflejen y nos recuerden que eso es así, que no somos lo suficientes o merecedoras de encontrar el amor, de ser bellas, de sentirnos felices con lo que tenemos.
 
Como el burro detrás de la zanahoria perseguimos algo de fuera que nos han hecho creer que nos hará felices, sin entender que todos esos estímulos externos (maquillajes, coches, artículos de lujo, viajes, fiestas, ropa, complementos….) jamás nos traerán una felicidad/autoestima duradera. Todos ellos vienen a cubrir una carencia interna y seguramente por un tiempo estimado te parecerá que te hacen feliz, pero no tardará mucho en aparecer el engaño, la insatisfacción, la baja estima, la comparación, el apego, el vacío interior que realmente ni nada ni nadie puede llenar.
 
Este vacío interno es el que nos condena a sentirnos incompletas, infelices, insuficientes y no querer ahondar en él, es sinónimo de alargar el sufrimiento.
 
Hemos diseñado una escala de valores errónea, donde se le da más valor al que tiene que al que es. Somos esclavos de la realidad que los medios de comunicación nos muestran.
 
La publicidad, las series, películas, redes sociales, escaparates vienen con un embudo por el que has de pasar si quieres ser querido por la sociedad y sentir que perteneces a algo y que encajas con alguien.
 
La mayoría de las personas que conozco tienen la autoestima por los suelos, o bien porque no se gustan a sí mismos a nivel físico o bien porque no se creen lo suficientemente poderosos como para tomar las riendas de su vida y coger la dirección que realmente su alma desea tomar.
 
Vale que tus padres no te hayan enseñado a querer y valorarte, lo hicieron lo mejor que pudieron, vale que el poder te recrimine que no eres suficiente y que necesitas más de lo que ellos tienen para darte/venderte, vale que hayas pasado por una situación que te haya tirado al suelo y que actualmente estés débil, marchita y pasando por un momento de desmoralización y baja autoestima. Pero…
 
¿Qué vas a hacer con todo ello? ¿Hasta cuándo vas a seguir rechazando tu poder y tu capacidad de amarte y amar todo cuanto te rodea?
 
¿Cuánto tiempo más vas a sostener la infelicidad, o el dolor que produce el no sentirte lo suficiente?
 
¿Cuánto más necesitas compararte con el otro hasta darte cuenta de que lo que tú tienes es tan valioso y personal que nadie te lo puede arrebatar?
 
¿Cuándo vas a dejar de buscar culpables y vas a asumir la responsabilidad de tu vida?
 
En el mundo caminan muchos corazones vacíos, muchas almas rendidas y con una venda en los ojos que no les permite ver la grandeza y belleza que hay tanto en su exterior como en su interior.
 
Cada vez que conozco a más mujeres, me doy cuenta de que la belleza está repartida con mucho amor en cada sonrisa, en cada mirada, en la piel, en sus suaves manos, en sus cabellos, es alucinante poder ver belleza en todas.
 
¿Qué pasaría si caminases hacia tu poder personal?
¿Cómo sería tu vida si fueses capaz de amar y valorar todo aquello que hay en ti?
 
Aquí te doy unos tips que puedes comenzar a integrar en tu día a día para comenzar a aumentar tu autoestima:
 
– Camina con decisión y fuerza. Tienes todo en la vida para ser feliz.
– Habla bien de ti y de los demás.
– No te compares con la vida de nadie.
– Haz limpieza, tira todo lo que ya no te sirve y comienza a decretar que te mereces lo mejor en todos los ámbitos de tu vida.
– Observa tu diálogo interno y no te vayas con él.
– Comienza a reconocer la belleza que hay en ti frente al espejo cada mañana.
– Regálate momentos de cuidado y belleza.
– Escribe todas las cosas por las que estás agradecida cada día.
– Comienza a reconocer el poder creador que hay en ti.
– Cuídate con vida sana, pensamientos sanos, acciones que sanan.
– Ten tiempo para estar contigo a solas y enamórate de ti.
– Juega con la niña que hay dentro de ti, permítela salir y manifestarse sin juicio. Baila, pinta, canta, juega…etc.
– Encuentra algo que te apasione hacer y entusiásmate con ello.
– Medita cada día aunque sea tan solo 10 minutos.
– Ten una alimentación más sana, descansa lo suficiente.
– Apaga la TV, nutre tu vida de buenas noticias.
– Pasea por la naturaleza.
– Practica el pensamiento positivo, todo tiene siempre su lado bueno.
 
Me apasiona seguir indagando en temas como la autoestima y poder ayudar a mujeres a empoderarse. Durante mucho tiempo miné mi autoestima y rechazaba mi cuerpo y mi belleza. Siempre me comparaba con las demás mujeres y era incapaz de reconocer la belleza que había en mí.
 
Paso a paso he ido reconociendo mi belleza interior y exterior y dándome cuenta de lo poderosa que soy y puedo llegar a ser si reconozco la magia que hay en mí.
 
Tomarme la vida como un juego, saber que no existen los fracasos, sanar mi relación con el pasado y con mi niña interior. Aceptar mi parte oscura y abrazarla con todo mi amor han sido pasos que me han ido acercando a una vida más amorosa. Me quiero, me acepto y me siento capaz de lograr hacer mis sueños realidad y quiero que tú también lo consigas, porque te lo mereces.
 
Mereces recuperar tu poder, sentirte poderosa, divina, femenina, bella, fuerte y vulnerable a la vez.
 
Si quieres indagar más en tu interior y conocer y sanar partes de ti que actualmente no te permiten estar en paz, relacionarte de forma amorosa contigo misma y con los demás y ser feliz, te invito a que asistas al próxima encuentro para mujeres que celebro en marzo. “Mujeres de Luz y Sombra”.
 
Un encuentro para que comiences a despertar a toda la magia y potencial que hay en ti a través de potenciar tu luz e integrar tu sombra.
 
Te abrazo con todo mi corazón
 

Saray Fanego
Terapeuta circular de la Red Mundial Mujeres que Despiertan.
Retiro para el empoderamiento femenino del 20 al 22 de Marzo en Toledo

Últimos artículos

Las 4 fases de la luna en ti: La Madre

Se dice que la mujer y su ciclo menstrual está regido por el astro lunar. Tan solo hay que observar la Luna y sus fases para comprender que sus  4 fases más visibles en el ciclo de 28 días coinciden con las 4 fases más visibles de la mujer en su ciclo menstrual, el cual también suele durar 28 días (siempre con pequeñas diferencias que marcan nuestra exclusividad y originalidad como mujeres).

Hoy quiero compartir contigo la relación tan clara y directa que tiene la luna con nuestro ciclo menstrual ya que hace tiempo comencé a anotar todas y cada una de mis experiencias a nivel físico, emocional y mental además de a fase de mi ciclo menstrual en la que estaba caminando y la sorpresa fue que todo cobraba sentido.

Gracias a esta lectura sobre mi misma comencé a conocerme un poco más y sobre todo a darme cuenta de mis energías, a expresarle al  mundo y a mi alrededor que energía transitaba y a volverme más comprensiva conmigo misma, fue un gran descubrimiento que hoy en día sigo desmenuzando, integrando y potenciando con el propósito de darme lo mejor de mí según mis circunstancias y os aseguro que cuando me salgo de esta lectura y voy como pollo sin cabeza sin tener en cuenta mis energías ni mis fases menstruales, la vida se hace más cuesta arriba.

En este artículo comenzaré por mostrarte los primeros pasos de reconocer las 4 lunas en ti:

Fase de La madre
Luna llena – ovulación – verano – tierra

La fase de la mujer madura. La madre, la mujer capacitada para cuidar y atender a los demás. Estamos muy receptivas, amorosas y serenas. Somos capaces de nutrir a los que están a nuestro alrededor de forma responsable.

Abiertas como una flor y nuestro útero como un cáliz que espera que la semilla fecunde su óvulo para comenzar con el proceso de gestación.

Nos volvemos protectoras y a veces nos volcamos tanto en cuidar al otro que nos descuidamos a nosotras mismas.

Es nuestra etapa más magnética pues nuestra energía está poderosa, sensual, sexual  y exuberante.  Todo nuestro cuerpo segrega hormonas que todos pueden oler y la atracción de los hombres hacia nosotras es inmediata. ¡Ojo! Ya que es nuestra etapa más fértil.

Es una etapa donde nos puede apetecer más estar en casa, el calor de hogar, pero no desde la cueva, si no desde la familia, el cuidado, la protección.

Es buen momento para  fijarse en los detalles, sociabilizar, dar calor a aquellos proyectos o situaciones que lo necesiten. Nuestra faceta comunicativa aumenta con lo cual es buen momento para dar conferencias, charlas, asistir a reuniones…etc. 

No es buen momento para trabajar y estar en máxima productividad ni para realizar actividades o proyectos de forma independiente. Es mejor en compañía. A nivel sentimental no es buen momento para practicar sexo sin anticonceptivo pues todas las células de tu cuerpo están pidiendo ser fecundadas.

¿Qué pasa si no fluyes con la energía que el ciclo te trae?

          Abandono de una misma.

          Mucha responsabilidad por los demás.

          Exceso de protección.

          Dependencia emocional.

          Exceso de cuidado/ generosidad hacia los demás.

          Papel de salvadora.

¿Te gustaría realizar unos ejercicios y recibir meditaciones guiadas para conectar con las fases de tu luna y empoderarte como mujer?

Escríbeme y te mantendré informada de las meditaciones y actividades que preparo de forma online y mensual para mujeres.

Saray Fanego
Terapeuta circular de Mujeres que Despiertan

Últimos artículos